El candidato de la izquierda en las elecciones presidenciales méxicanas Andres Manuel Lopez Obrador (AMLO) y sus seguidores tomaron el Zócalo (plaza central) y una de las calles principales de la capital mexicana durante la segunda parte del año. Según ellos hubo fraude electoral, y nunca fueron contados todos los votos como parte de un recuento según el cual Felipe Calderón salió como ganador. Desde entonces han muerto más que 60.000 méxicanos en la narco-guerra que empezó Calderon. Yo me quedé en el campamento de AMLO durante el septiembre y regresé varias veces en el noviembre y diciembre.