A finales del avril pasé por Tegucigalpa, Honduras y hablé allá con Kely Estefanie Nuñez y Erlin Guitiérrez. Los dos son activistas del “Frente Estudiantil Socialista” (FES), un grupo que surgió después del golpe de estado en el 2009 en la segunda universidad pública, la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM). El FES ha sido uno de los grupos más activos en esa universidad desde entonces.

Yo entrevisté a Kely y varios de los otros activistas del FES hace unos meses sobre sus actividades:

Ahora los dos activistas han sido excluidos de la universidad. La dirección acusa los dos de haber liderado y iniciado protestas estudiantiles. Especificamente, les estan acusando de haber violado el Artículo 114 del Regimen academico de la UPNFM en estos puntos:

  • Desobediencia intencional y manifiesta a las autoridades de la UPNFM, en asuntos de interés institucional con tendencia a la insubordinación,
  • Realización de actos que comprometen el nombre de la UPNFM o de la asociación de estudiantes, en beneficio personal,
  • Suspender labores para la realización de todo tipo de actividades sin previa autorización de la rectoría o Dirección del centro,
  • Incitar a los estudiantes a sublevarse en contra las autoridades o contra las normas establecidas en pro
    del funcionamiento eficiente de la UPNFM,
  • Realizar actos que deterioren la imagen pública de la institución,
  • Denigrar públicamente la institución dentro y fuera de la misma.

En otras palabras: les están acusando de absolutamente nada con sustancia — cualquier joven va a romper con leyes de ese tipo cualquier día, si la institución decide interpretarlo así.

Eso no es la primera vez que ellos están acusados de ese “crimen”. La última vez, hace un año, Kely fue condenada a buscar “terapia psicológica” para deshacerse de sus tendencias rebeldes. Y aunque ambos Kely y Erlin han sido bastante activos, el día del cual se trata esa vez (un plantón pacífico en contra del aumento de los combustibles el 7 de marzo, terminando en gases lacrimogenas, etc. tirado por parte de la policia), los dos me contaron que no estaban en la primera fila. Erlin estaba en su casa, y Kely estaba en clase (química orgánica).

Me contactaron los activistas del FES por los enlaces con Alemania que tiene la UPNFM — como la colaboración con la Universität Flensburg o el entrenamiento que han recibido por parte de la GTZ.

Ayer tuvieron una actividad, y terminó con 17 arrestados y una persona todavía estaba recluida hoy por la mañana.

Dale like a la campaña en contra de la expulsión en el Facebook: